Lesiones musculares

Masajes terapeuticos

Fangos de arcilla medicinal

Traumatología

Lesiones neurológicas

Fisioestética

Fisiovascular

Glosario

Agujeta:

Aparece uno o dos días después de un ejercicio intenso o desacostumbrado, pudiendo afectar a uno o varios músculos (el dolor se debe a la acumulación de ácido láctico, así como roturas microscópicas de fibras musculares).

Artritis:

Trastorno inflamatorio degenerativo de las articulaciones acacterizado por dolor e hinchazón.

Calambre:

El músculo entero o parte de él se contrae de forma involuntaria, intensa y dolorosa debido a trastornos circulatorios o hidrosalinos del organismo (pérdida de minerales durante un esfuerzo).

Ciática:

Conjunto de síntomas que incluyen dolor que puede ser causada por la compresión general o irritación de uno de las cinco raíces de los nervios espinales que dan origen a lcada nervio ciático. El dolor se siente en la zona lumbar, glúteos o diversas partes de la pierna y el pie. Típicamente, los síntomas sólo se sienten en una parte del cuerpo.

Cifosis:

Exageración o inversión de la curvatura anteroposterior, gfeneralmente a nivel dorsal, compensada a menudo por una hiperlordosis lumbar o cervical. La cifosis crea una curva de concavidad anterior, mientras que la lordosis crea una curva de concavidad posterior.

Contractura:

Afectación de los músculos que han actuado con cierta sobrecarga y durante un tiempo prolongado (el músculo presenta zonas apelotonadas y duras al tacto).

Contusión:

Roturas microscópicas producidas cuando el músculo se golpea contra una estructura sólida.

Desgarro:

Puede ser parcial (cuando varias fibras están rotas) o total (cuando todas las fibras del músculo están rotas).

Distensión:

Lesión por elongación de las fibras que componen el músculo. Se produce como consecuencia de un estiramiento escesivo del musculo, pero sin llegar a una rotura.

Dolor referido:

Dolor en una zona que puede estar a una considerable distancia de la causa original del dolor.

Epicondilitis:

El "codo del tenista" o epicondilitis es una lesión de los músculos y tendones en la cara lateral externa del codo, que procede de un esfuerzo repetitivo a ese nivel. La contracción repetida de las fibras musculares del antebrazo genera una tensión localizada en los puntos de inserción de los tendones en el hueso del codo.

Escoliosis:

Desviación lateral del raquis asociado a una deformación de las estructuras óseas. Cuando supera elos 30º puede ser calificado de cierta gravedad.

Esguince:

Estiramiento que sufre un ligamento al forzar al máximo la movilidad de una articulación. Las más frecuentemente afectadas son la rodilla y el tobillo. Según la frecuencia de la lesión:

  • Tipo I: esguince leve con distensión parcial del ligamento.
  • Tipo II: esguince moderado a grave con rotura parcial o total del ligamento.
  • Tipo III: esgunce grave con rotura total del ligamento y arrancamiento óseo

Espolón calcáreo:

Es una pequeña formación ósea que se forma sobre el hueso calcáreo (hueso del talón). Aparece al estar sometida la planta del pie a una presión importante durante un periodo prolongado de tiempo.

Fascitis Plantar:

Inflamación del tejido grueso en la planta o parte inferior del pie. Este tejido se denomina fascia plantar y es el que conecta el calcáreno a los dedos y crea el acro del pie.

Fractura:

Discontinuidad (o rotura) que encontramos en un hueso como consecuencia de golpes, fuerzas o tracciones cuyas intensidades superan su elasticidad.

Hemiplejía:

Una mitad del cuerpo se encuentra más o menos paralizada mientras que la otra mitad no presenta alteración alguna.

Inflamación muscular de efecto retardado:

Aparece uno o dos días después de un ejercicio intenso o desacostumbrado, pudiendo afectar a uno o varios músculos (el dolor se debe a la acumulación de ácido láctico, así como roturas microscópicas de fibras musculares).

Lesión cerebral:

En la mayoría de los casos se debe a traumatismos o a la faltsa de aporte sanguíneo (por rotura de arteria, trombosis o embolia) pero también a enfermedades como el Parkinson.

Lesión medular:

Alteración de la médula espinal debida a traumatismos (sobre todo accidentes de tráfico) o enfermedades tales como la poliomielitis, la espina bífida, osteitis hipertrófica de la columna, tumores, etc. Los efectos habitualmente suelen ser pérdida de sensibilidad y/o movilidad por debajo del nivel afectado.

Lesión muscular:

Anomalía generalmente dolorosa producida en las fibras que componen un músculo como consecuencia de golpes externos o sobreesfuerzos.

Lesiones neurológicas:

Toda perturbación del funcionamiento del sistema nervioso. Los más frecuentes son las medulares y las cerebrales.

Lordosis:

Normalmente llamada "hiperlordosis lumbar", consiste en el aumento de la lordosis fisiológica, la más frecuente es la de posición, debida a un incorrecto equilibrio de la posición de la pelvis.

Lumbago:

Término utilizado para el dolor de espalda bajo (en la zona lumbar), causado por un síndrome músculo-esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vértebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos (músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales). Se origina por diferentes causas, siendo lás más comunes el estrés, el sobreesfuerzo físico y las malas posturas.

Lumbalgia:

Término utilizado para el dolor de espalda bajo (en la zona lumbar), causado por un síndrome músculo-esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vértebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos (músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales). Se origina por diferentes causas, siendo lás más comunes el estrés, el sobreesfuerzo físico y las malas posturas.

Luxación:

Pérdida permanente, total o parcial, de la conexión entre las dos superficies articulares. Se produce el desplazamiento de un miembro.

Mielopatía:

Alteración de la médula espinal debida a traumatismos (sobre todo accidentes de tráfico) o enfermedades tales como la poliomielitis, la espina bífida, osteitis hipertrófica de la columna, tumores, etc. Los efectos habitualmente suelen ser pérdida de sensibilidad y/o movilidad por debajo del nivel afectado.

Mioma:

Tumor benigno de las fibras musculares, se acompaña de inflamación de la vaina sinovial que lo reviste.

Miopatía:

Enfermedad degenerativa de los músculos, los cuales se debilitan progresivamente.

Miotonía:

Relajamiento anormalmente lento de los músculos después de su contracción, acompañado de disminución de la fuerza muscular.

Nudo:

Afectación de los músculos que han actuado con cierta sobrecarga y durante un tiempo prolongado (el músculo presenta zonas apelotonadas y duras al tacto).

Osteitis:

Inflamación de un hueso causada por una infección, degeneración o traumatismo.

Osteoporosis:

Fragilidad de un hueso prodicida por un adelgazamiento de las láminas óseas. Suele ser causado por desmineralización o descalcificación.

Prótesis:

La artroplastia consiste en sustituir las zonas articulares que han sufrido desgastes, daños severos y pérdida de cartílago por piezas mecánicas elaboradas a base de metal y plástico (cromo, cobalto y titanio, y polietilenos de alta densidad).

Punto gatillo:

Un punto gatillo miofascial es un foco hiperiritable dentro de una banda tensa (contractura) de un músculo esquelético. Este punto es muy doloroso a la compresión y, cuando se le estimula, produce un dolor referido.

Reuma:

Dolencia articular de carcater intermitente.

Rotura:

Puede ser parcial (cuando varias fibras están rotas) o total (cuando todas las fibras del músculo están rotas).

Tendinitis calcificada

Se trata de una calcificación de los tendones del manguito de los rotadores.. Es debida a traumatismos repetidos sobre el tendón derivado de sobreesfuerzos repetidos en la mayoría de los casos. En cuanto a los síntomas, hay dos tipos principalmente: el agudo, que se acompaña de dolor muy intenso e incapacidad para el movimiento, y el insidioso, los síntomas de dolor son menos intensos y aparecen al elevar el brazo a 90º

Tendinitis:

Inflamación del tendón, con el consiguiente aumento del tamaño del mismo. El dolor es espontáneo a la presión y se acentúa cuendo se mueve.

Tenosinobitis:

Inflamación de las vainas sinoviales que recubren el tendón, es producida generalmente por contusiones. Dolor intenso, hinchazón y enrojecimiento de la piel.

Tetraplejia:

Parálisis en las extremidades, denominándose tetra o paraplejia según estén afectados los cuatro miembros o sólo los dos miembros inferiores.

Tirón muscular:

Lesión por elongación de las fibras que componen el músculo. Se produce como consecuencia de un estiramiento escesivo del musculo, pero sin llegar a una rotura.

Troconteritis:

Inflamación de las bolsas sinoviales que se sitúan en la extremidad proximal del fémur. La causa más común suele ser la fricción constante del tensor de la fascia lata durante la flexoextensión de cadera. Puede estar implicada más musculatura del área local como glúteos y piramidal.